El cabello queda liso sin plancha ni calor, solo con maizena

¿Porque seguir los pasos de los demás y dañar mi pelo con los alisados tradicionales? ¿Realmente vale la pena sacrificar mi pelo para ser parte de la moda? Estas fueron las preguntas que se mantuvieron dando vuelta en mi cabeza la primera vez que mis amigas me convencieron de alisarme.

La verdad, desde pequeña leía y escuchaba sobre personas que habían sufrido consecuencias realmente malas por el uso de este tipo de productos de belleza.

Y como pueden imaginarse, siempre tuve miedo de que me pasara lo mismo que a ellas por lo que decidí no alisarme nunca.

Sin embargo, la presión social era muy fuerte, todas las chicas que se encontraban en mi entorno siempre me preguntaban porque no alisaba mi pelo y al contarle el motivo, siempre se terminaban burlando de mí. Sin embargo, siempre me mantuve firme con mi decisión de no someter mi pelo a los químicos tan dañinos de los alisados tradicionales.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Alisado-01.jpg

Ahora bien, en un paseo de la universidad, en un campo conocí una anciana muy humilde que mantenía una melena realmente hermosa y saludable. No pudimos resistirnos a preguntar su secreto y esta nos respondió que para ello solo usaba los recursos naturales que tenía a su alcance, ya que en su pequeño pueblo no había supermercados y era obvio que los productos que las demás personas suelen utilizar no se vendían en su campo.

Luego de conocer su receta, una tarde tome la decisión de ponerla en práctica y aunque la primera vez que lo utilice no note un cambio realmente “wow” volví a repetirlo 1 semana después y el resultado ya comenzó a notarse de y la apariencia de mi pelo dio un giro radical.

Por ello, en esta oportunidad quiero compartir con todas las chicas que al igual que yo se niegan a utilizar químicos para su pelo, el tratamiento natural que yo use y me funciono. A continuación, le dejare los detalles. Pregunte a un experto antes de usarlo.

Mascarilla de miel y maicena para el cabello
Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Alisado-02.jpg
Ambos ingredientes poseen propiedades que son necesarias para el cabello, de hecho, además de ayudar el pelo liso, esta mascarilla se utiliza para hidratar y nutrir

profundamente las fibras capilares desde la raíz hasta las puntas. Esto sin mencionar que le da más brillo y suavidad. A continuación, te muestro como se prepara.

Ingredientes a necesitar:
– Tres cucharadas de maizena.

– Una taza de agua.

– Cuatro cucharadas de miel natural.

– Dos cucharadas de aceite de coco.

Preparación y modo de uso:
La preparación es más sencilla de lo que usted podría imaginarse, lo primero que debe hacer es agregar la harina de maíz al agua y posteriormente llévala a la estufa con el fuego a la mitad. Mientras calienta, ve removiendo ligeramente con una cuchara de madera si es posible. Cuando tome una textura de gelatina, retire de la estufa.

A continuación, caliente el aceite de coco al baño María para que se vuelva líquido y posteriormente añádalo al recipiente con la harina de maíz junto a los demás ingredientes. Ahora, mezcle hasta que todos los ingredientes queden unidos uniformemente y deje que la mascarilla repose hasta que se enfrié por completo.

Separa tu pelo seco en mechones y luego con un peine o brocha aplícale la mascarilla. Si tiene el cuero cabelludo graso, evita aplicar la mascarilla en esta zona. Una vez la hayas aplicado en todos los mechones, deja que actué por 40 minutos y enjuaga con mucha agua. Nota: repite este proceso 4 veces a la semana hasta que tu cabello tenga la apariencia que buscas.