Cúrcuma y Miel

Son múltiples los remedios y recetas que compartimos en nuestra página, hoy te queremos enseñar una que te va a aliviar de forma efectiva la artritis y sus síntomas, de forma rápida y sencilla.

La artritis es una de las enfermedades más comunes en personas adultas, es de evolucion progresiva, aunque existen tratamientos médicos profesionales para ayudar a tratarlo.

estos productos solamente pueden aliviar el dolor durante algunas horas y luego remite, aveces incluso de forma más insistente.

Un médico naturalista afirma que el remedio que le estaremos compartiendo a continuación gracias a sus combinaciones de propiedades es ideal para aliviar el dolor y ponerle fin al problema de una vez y por todas.

Remedio natural para combatir la artritis

Ingredientes a necesitar:

– Una cucharada de cúrcuma en polvo.

– Una cucharada de aceite de coco.

– Una cucharada de miel, orgánica.

– Cinco cucharadas de agua purificada.

Procedimiento:

Vierte en un recipiente lo suficientemente grande todos los ingredientes. Con la ayuda de una cucharada de plástico o de madera procede a batir todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Y listo, ya la mezcla está lista para ser usada.

Modo de uso:

Aplica directamente sobre la zona a tratar una pequeña capa de la sustancia obtenida y frota suavemente con movimientos circulares por un periodo de 10 minutos. Finalmente, enjuaga con agua tibia. Repita esto todos los días hasta conseguir el resultado que busca.

La combinación de cúrcuma y miel es una poderosa mezcla que ofrece una amplia gama de beneficios para la salud y el bienestar. Tanto la cúrcuma como la miel son ingredientes naturales con propiedades medicinales conocidas desde hace siglos, y cuando se combinan, su potencial curativo se multiplica.

La cúrcuma, conocida por su color amarillo brillante y su sabor terroso, es una especia que contiene curcumina, un compuesto con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Por otro lado, la miel es un alimento dulce y viscoso producido por las abejas, reconocido por sus propiedades antibacterianas, antioxidantes y antiinflamatorias.

Juntos, la cúrcuma y la miel forman una combinación poderosa que puede beneficiar la salud de varias maneras. Algunos de los beneficios incluyen:

Propiedades antiinflamatorias: La curcumina en la cúrcuma y los compuestos antioxidantes en la miel pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo, aliviando el dolor y la incomodidad asociados con condiciones inflamatorias como la artritis y la inflamación intestinal.

Refuerzo del sistema inmunológico: Tanto la cúrcuma como la miel tienen propiedades que pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico, protegiendo el cuerpo contra enfermedades y patógenos dañinos.

Mejora de la digestión: La cúrcuma y la miel pueden ayudar a mejorar la digestión y aliviar problemas digestivos como la acidez estomacal, la indigestión y el síndrome del intestino irritable.

Propiedades antioxidantes: Ambos ingredientes son ricos en antioxidantes, que ayudan a combatir el daño causado por los radicales libres y a proteger las células contra el estrés oxidativo, lo que puede ayudar a prevenir enfermedades crónicas y el envejecimiento prematuro.

Cuidado de la piel: La mezcla de cúrcuma y miel puede ayudar a mejorar la salud de la piel, reduciendo la inflamación, combatiendo las bacterias y promoviendo la cicatrización de heridas y quemaduras menores.

En resumen, la combinación de cúrcuma y miel es una forma natural y efectiva de mejorar la salud y el bienestar en general. Ya sea consumida como parte de la dieta o aplicada tópicamente sobre la piel, esta poderosa mezcla ofrece una variedad de beneficios que pueden ayudar a mantener el cuerpo fuerte, saludable y equilibrado.