Tus arrugas de la boca y los ojos volaran como palomas con solo ponerles esta recetita

El tiempo pasa y es imposible evitar que nos afecte. Pero lo que si podemos hacer es reparar los daños que este nos va provocando conforme pasa. Por ello, en esta ocasión queremos compartir contigo la receta de una mascarilla casera que te ayudara a disminuir las arrugas de los ojos y boca.

El método que le estaremos compartiendo es muy sencillo y solo necesita de ingredientes que tiene a su alcance para llevarlo a cabo. Además, esta mascarilla está libre de productos químicos que pudieran acabar provocándole efectos secundarios.

Si te animas a conocer los pasos que necesitas seguir para llevar a cabo el tratamiento, presta mucha atención a la información que te estaremos compartiendo a continuación y si lo consideras necesario, puedes buscar lápiz y papel para quien tome anota de todos los detalles.

Mascarilla natural para combatir las arrugas faciales

Ingredientes a necesitar:
– Una cucharadita de miel.

– Dos cucharadas pequeñas de vaselina.

– La yema de un huevo de gallina.

– Una cucharada de aceite de oliva (o almendras).

Preparación y modo de uso:

Inicialmente, ponga a calentar la vaselina al baño María durante unos minutos para que se convierta en líquido. Cuando lo hayas conseguido, apaga el fuego y viértela en un recipiente junto a los demás ingredientes y mezcla hasta conseguir una sustancia homogénea. Ahora, deja que repose durante cinco minutos.

Mientras tanto reposa, lave su rostro con suficiente agua y jabón neutro para remover cualquier presencia de sudor o maquillaje. Luego, aplica la mascarilla en las zonas a tratar y deja que actué durante 30 minutos. Finalmente, enjuaga con abundante agua.

La mascarilla facial mencionada ofrece una combinación única de ingredientes naturales que se han utilizado durante mucho tiempo por sus propiedades beneficiosas para la piel. La vaselina, al ser calentada y mezclada con la miel, la yema de huevo y el aceite, crea una sustancia rica y humectante. La vaselina actúa como un humectante adicional, mientras que la miel, con sus propiedades antioxidantes, ayuda a mantener la piel hidratada y flexible.

El proceso de calentamiento al baño María es crucial para lograr que la vaselina adquiera una consistencia líquida, lo que facilita la mezcla con los demás ingredientes. Después de la mezcla, permitir que repose durante cinco minutos puede ayudar a que los ingredientes se integren aún más.

Antes de aplicar la mascarilla, es esencial limpiar el rostro con agua y jabón neutro para asegurarse de que esté libre de cualquier residuo de maquillaje o sudor. La aplicación de la mascarilla en las zonas propensas a arrugas, como alrededor de los ojos y la boca, maximiza sus beneficios. Dejar que la mascarilla actúe durante 30 minutos proporciona tiempo para que los ingredientes penetren y nutran la piel.

Finalmente, enjuagar con abundante agua ayuda a eliminar la mascarilla y cualquier impureza de la piel. Al compartir esta receta con amigos y familiares, se fomenta el intercambio de consejos y experiencias sobre cuidado de la piel de manera natural. ¡No dudes en dejar tus comentarios y preguntas para enriquecer aún más el contenido del artículo!